Actualidad

Cómo hacer pasta fresca con diferentes formas y colores

hacer pasta fresca

Hacer pasta fresca es una de las técnicas más utilizadas en cocina y más sencillas. Simplemente necesitamos harina, la pondremos abundante sobre una superficie lisa, hacemos un «volcán» y dentro ponemos el huevo, se puede batir ligeramente antes de mezclar. Se amasa hasta conseguir una bola homogénea que se deja reposar durante media hora aproximadamente. Después empezamos a amasar.

Si queremos hacer diferentes tipos de pasta, de colores y con distintas formas, tendremos que añadir algunos ingredientes que se detallan más adelante. En este poster podéis ver todas las formas posibles de pasta. A nuestros alumnos les ha servido de inspiración.

Los alumnos se dividieron en tres grupos, cada uno tenía que hacer pasta fresca normal y dos de colores. Además, se les pedía hacer 10 formas diferentes de pasta: mafalde, trofi, raviolis, tallarines, tortelinis, tagliatelle, tagliarini, etc.

Este es un ejemplo de los farfalles y papardelles que elaboraron:

Para generar esos colores tan brillantes utilizaron diversos ingredientes como tinta de calamar, algasa, polvo de boletus, azafrán, cúrcuma y por último, la pasta al huevo tradicional.

Esta es una muestra de los distintos tipos de pasta que hizo uno de los equipos (de izquierda a derecha: farfalle, zambolotis, casarecce, raviolis y garganelli):

Si quieres saber más sobre el Grado Superior en Dirección de Cocina y ver cómo trabajan los alumnos en el día a día, o venir a conocer la Escuela. ¡Escríbenos!

¿Te gustaría suscribirte a la newsletter de Alcazarén para estar al día de nuestra actualidad?